El Coronavirus y los Seguros Patrimoniales


Es curioso como un simple virus rompió todas las reglas, hizo lo que todos decían que era imposible: Paralizar al mundo.

¿Alguna vez nos imaginamos ver un mundo sin vehículos, sin aviones, sin gente en las calles, sin industrias funcionando?

Hay muchas conclusiones obvias, como “ha bajado la delincuencia, no hay accidentes de tránsito, no se escuchan las bocinas de los autos, ha bajado la contaminación, el mar está limpio, han regresado las aves”, y muchas otras más. Pero nosotros mismos nos ponemos a pensar sobre lo ocurrido y surgen muchas dudas, ¿Cuándo regresaremos a la vida normal? ¿Cuándo volveremos a producir? ¿Cómo reactivaremos la economía? ¿Cómo pagaremos esta paralización?

Y buscando respuestas y soluciones, tarde o temprano llegaremos a nuestra póliza de seguros. Y surgirá en automático una pregunta: Todo el dinero que la empresa ha perdido o el sobre costo en que hayamos incurrido, ¿está cubierto por la póliza?

Lo primero que tenemos que hacer es verificar si en la póliza de propiedad se contrató la cobertura adicional de Lucro Cesante.

¿Por qué Lucro Cesante?

Porque no se trata de un daño directo a los activos de la empresa. Es un daño consecuencial, es la pérdida de ingresos originada por la paralización del negocio. Pero para que se active la cobertura de Lucro Cesante, el daño que origina la paralización debe estar amparado por la póliza de Incendio, lo que no ha ocurrido en este caso. Entonces, ¿Cómo podríamos cubrir una pérdida de los ingresos cuando el local asegurado no ha sufrido daños, cuando la paralización ha sido originada por el impedimento que teníamos todos los peruanos para salir de nuestras casas?

Podría ser mediante la inclusión de la Cláusula de Lucro Cesante Contingente.

¿Cómo funciona esta cláusula? Permite recuperar las pérdidas de ingresos sufridas por el Asegurado, por ejemplo, cuando la fábrica de un proveedor ha sufrido un incendio y no va a poder cumplir con la entrega de la materia prima. O si a consecuencia de un huayco se destruye una carretera y el Asegurado no puede entregar su producto a sus clientes, o si ocurre un terremoto que afecta a varios clientes y van a dejar de comprar los productos del Asegurado. Pero como vemos en estos ejemplos, las paralizaciones de los proveedores o los clientes han sido producidas por daños que podrían haber tenido cobertura bajo una póliza de propiedad.

Aun cuando la póliza del Asegurado incluya la Cláusula de Lucro Cesante Contingente, luego de leer los alcances de la misma finalmente se convencerán de que esta paralización por el Coronavirus no cuenta con cobertura. Y no por un descuido o por una mala asesoría de su corredor. Dentro de las condiciones de la Cobertura de Lucro Cesante así como en la Cláusula de Lucro Cesante Contingente, se encuentran excluidas las paralizaciones por orden de la autoridad civil o militar.

¿Se pueden cubrir en un futuro eventualidades similares?

Si, aunque es una cobertura limitada y con un costo alto. La cobertura no está disponible en el mercado local, hay que acceder a reaseguradores regionales o globales para buscar protección en mercados especializados en este tipo de eventos.



Autor: José Moya

Profesor Escuela de Seguros APECOSE

Director Técnico en BL Corredores de Seguros

Linkedin: JoséMoya

754 vistas

Lima

Dirección: Calle Cipriano Agüero 161, Miraflores

Teléfonos: 719-9179 / 719-9180

Horarios de Atención: 10:00 hrs. a 19:00 hrs.

© 2020, Escuela Superior de Seguros APECOSE